McQueenmanía

Una joven y prometedora actriz, Camilla Belle (aquella que hace dos años no reconocía a George Clooney cuando se acercaba a prepararse un café Nespresso) y un gran diseñador, Alexander McQueen, unen fuerzas sobre la alfombra roja para anticipar lo que se nos viene encima. La increíble colección de primavera-verano de McQueen, llamada Plato´s Atlantis, propone minivestidos estampados digitalmente que pretenden sumergirnos en el armario futurista de unas mujeres mitad humanas, mitad acuáticas (si Kevin Costner hubiese contado con este vestuario para Waterworld, probablemente la película no hubiera sido el fracaso comercial que fue). Camilla (o su estilista, claro) sabe que la tendencia print tropical cotizará al alza próximamente y se adelanta (¿quizás demasiado?) a ella. Eso sí, con los zapatos imposibles que acompañaron los looks en el desfile de McQueen no se atreve… ¡son sólo aptos para Lady Gaga!