Disco de la semana: DELPHIC

Son de Manchester, de su parte lúdica por decirlo de algún modo. Ni están ni pretenden estar en la saga de los Buzzcocks o los Smiths o los Fall. Delphic entroncan con las noches en Haçienda, el Technique de New Order y los primeros discos de 808 State. Acolyte recrea ese espíritu y también ese sonido que invita a hacer la noche larga y dibujarla con colores fosforescentes. También tienen algún arranque a lo Duran Duran, pero eso es porque Delphic también son una banda hecha para triunfar en la arena del rock. Rock revestido de electrónica al estilo Underworld y Orbital, con idiosincrasia de grupo pop masivo. Doubt es una de las canciones que mejor resume todo eso: el brillo sintético de los 80, la melodía contagiosa, una guitarra minimalista, el ritmo sincopado del baile de hace tres lustros. El tema que da título al álbum, ocho minutos de desarrollo rítmico y atmósferas rebosando química, representa su otro lado, una tendencia que en ningún momento perjudica sus posibilidades para hacer singles aunque, por ahora, lo suyo sea grabar álbumes tan poderosos como éste.

*Acolyte esta editado por Coop/Nuevos Medios