El poder teenager

Diez de la mañana del domingo 17 de enero de 2010. Comienza el desfile de presentación de la colección otoño-invierno 10/11 de la firma DSquared2. Al fondo de la pasarela, un ascensor. De pronto, bajan por él varios jugadores de hockey sobre hielo y un par de supuestos doctores para dar la bienvenida a la estrella invitada del desfile: Bill Kaulitz, vocalista del grupo Tokyo Hotel. ¿Su look? Pues… el que llevaría un hipotético hijo de Alaska y Mario Vaquerizo. Bello y perverso, Bill demostró una gran seguridad en si mismo al recorrer la interminable pasarela mientras el público aplaudía y, al final del desfile, volvió a hacerlo junto a los gemelos Dean y Dan Caten. Fuera del recinto, las adolescentes esperaban impacientes a que la estrella del soft rock europeo saliese en coche por algún lado, bajase la ventanilla y firmase autógrafos. Pues ni lo primero, ni lo segundo, ni lo tercero. Es lo que tiene ser una estrella teenager, ser famoso y también muuuuy escurridizo.