¿De tal palo… tal astilla?

El último escándalo de drogas en el que se ha visto implicada la indomable Peaches Geldof hace que, una vez más en NODIGAS, nos preguntemos… ¿todas las “hijas de” que demasiado a menudo son protagonistas de noticias, films, series, discos, campañas, desfiles… son dignas sucesoras de sus madres? ¿De verdad se merecen toda la atención mediática que reciben por méritos propios? ¿Es una cuestión de “genes estupendos” que se han transmitido de un modo natural o esto no ha sucedido y sólo están ahí por el apellido? Pues… depende de los casos. No hay más que echar un vistazo a las madres e hijas que a continuación mostramos para comprobar que, a veces, la nueva generación está lejos de las que fueron rostros inolvidables de décadas pasadas que, además, en la actualidad continúan siendo mujeres maduras con una inigualable personalidad y belleza. Porque la que tuvo, retuvo. Y la que no tiene, no lo tendrá.