Disco de la semana: SHY CHILD

Los neoyorquinos Shy Child empezaron moviéndose en un área similar a Crystal Castles y otros alborotadores del baile electrónico, es decir, creando cortocircuitos que servían lo mismo para sacudir el cuerpo que para provocar una migraña. A partir de su tercer disco huyen  del underground y con Liquid Love abandonan cualquier inclinación transgresora y se entregan al placer de crear ritmos y melodías. Ocupan la franja que separa a Hot Chip de Chromeo, aunque en el caso del dúo neoyorquino, se les ve muy contentos con sus keytars y sus armonías en plan ELO. Al margen de algún tema irresistible (Criss Cross), cuando mejor están es cuando se salen de su propio guión y ofrecen canciones como The Beatles. Igual que Goldfrapp con su último disco, Shy Child hacen de lo cheesy algo digno y apetecible. Sólo que Shy Child no son Goldfrapp.

Liquid Love está editado por Wall Of Sound / Pias