Nihil Obstat, diseñadores de moda

El nombre de NIHIL OBSTAT comienza a sonar con fuerza en la moda española gracias a su primera colección de prendas prêt-à-porter, llamada Moda Estival y centrada en homenajear la elegancia de los lugares de veraneo en los años 50. Javier Martín y Armiche Rodríguez son el dúo de diseñadores (www.nihilobstat.es) que, desde su atelier en el centro de Madrid, mejor defiende la atención personalizada y la ejecución de prendas únicas con la mayor de las precisiones. ¿El siguiente paso? Presentar en junio una colección de prendas de abrigo y vestidos de cóctel para el próximo otoño-invierno. Mientras la preparan y se presentan a la prensa especializada han encontrado un hueco para contestar el cuestionario NODIGAS y, de este modo, compartir sus gustos personales y opiniones. Ahí van.

¿En qué trabajáis en estos momentos? En un rompecabezas de encaje para un vestido de novia, en nuevos diseños a medida y en nuestra próxima colección de otoño-invierno.

¿Con qué prendas y accesorios váis vestidos?

– ARMICHE: jersey de cachemir fucsia, camisa blanca de popelín, jeans azul marino pitillo y deportivas blancas.

– JAVI: zapatos de ante verde Lotusse, jeans de Zara, camisa blanca de Loewe y jersey verde agua de Nihil Obstat.

¿Cuál es vuestra canción del momento?

– A: Luv Deluxe, de Cinnamon Chasers.

– J: Non ho l’etá, de Gigliola Cinquetti.

¿Y el libro que estáis leyendo?

A:  La noche blanca, de Dostoievski.

J: La Gran Dama de la Moda, de Lola Gavarrón y siempre tengo cerca la poesía de San Juan de la Cruz.

¿Cuál es la última película que habéis visto en el cine?

A: El Escritor, de Roman Polansky.

J: Nine.

¿Sois fans de alguna serie de televisión en la actualidad?

A: De Angels of America.

J: No veo mucha televisión, pero me gusta Mujeres Desesperadas.

¿Qué os gustaría haber inventado?

A: Los corpiños.

J: El abrigo de doble faz.

¿Qué es lo más raro que habéis visto últimamente?

A: El tiempo meteorológico.

J: Marcas de renombre internacional copiando abiertamente a otras marcas no menos conocidas.

¿Algún tabú que detestéis?

A: No suelo hablar de tabúes.

J: El horror de alguna gente hacia las rayas horizontales, bien cortadas dan mucho más aplomo a la silueta.

¿Os gustan los animales? ¿Cuáles? ¿Tenéis alguna mascota?

A: Sí, en mi familia somos adictos. Tengo una perrita teckel que se llama Chloé.

J: Me encantan, adoro los perros… pero tengo una gata que se llama Michi.

¿Qué hay debajo de vuestras respectivas camas?

A: El salón.

J: Un edredón extra por si hay visita.

¿Cómo colaboráis en defensa del medio ambiente?

A: Intento generar los menos residuos posibles.

J: Incorporo a mis rutinas pequeños gestos para ahorrar energía y no contaminar más de la cuenta.

¿Qué opináis de los políticos? ¿Y de los bancos?

A: … sí, hoy parece que hace sol.

J: No creo demasiado en ellos.

¿Cuál es vuestro momento del día más creativo?

A: ¡Después de un buen desayuno!

J: Los momentos de relax entre tarea y tarea.

¿Quién es vuestra celebrity preferida? ¿Y alguna a la que no aguantéis?

A: Todas aquellas mujeres que han hecho de la moda algo más que simples prendas de vestir. No aguanto a las que pueden y no se atreven a arriesgar.

J: Me gusta la gente que destaca por su solidez profesional y, por el contrario, me cuesta entender qué hace ahí alguien que no se sabe muy bien en que trabaja. Ana Belén es un buen ejemplo de las primeras.

¿Cuál es vuestro próximo reto profesional?

A: Seguir trabajando.

J: Hacer que Nihil Obstat siga creciendo, aun en una época poco propicia para ello.

¿Algún sueño urgente por hacer realidad?

A: ¡Que aparezca el sol de una vez por todas!

J: Esta realizándose poco a poco, vivir de un trabajo que me apasiona y que se reconozca el talento de los que no aparecemos en las marquesinas.

¿Algo de lo que arrepentirse?

A: De lo que dejo sin hacer por falta de tiempo.

J: No especialmente, quizá de no haber comenzado antes con el proyecto Nihil Obstat, pero es importante que cada uno caminemos a nuestro ritmo.

¿Qué o quién es un icono para vosotros?

A: Gabrielle Chanel.

J: Cristóbal Balenciaga, sin duda, he tenido la suerte de conocer su trabajo en profundidad y nunca deja de sorprenderme.