Katy Perry vio la luz

Así debió sentirse ella… y los que le rodeaban en la última gala del Costume Institute en el Met de Nueva York. La apuesta de Katy Perry por vestirse con un traje iluminado por LEDs de la firma londinense experta en moda tecnológica Cutecircuit (mira qué gracia el nombre) todavía sigue produciendo pesadillas a los que les tocó cenar en la misma mesa que ella. Y es que no sólo las luces cegaban al personal, ¡es que además iban cambiando de color! Más Xanadú imposible. En fin, está visto que lo de esta chica no tiene remedio y que ella misma es consciente. Las imágenes que a continuación mostramos fueron tomadas a las 4 de la mañana en el after-party posterior a la gala que se celebró en la planta 18 del Hotel Standard, mientras la Perry decidía alcoholizarse con diversos cócteles ajena total al efecto devastador de su vestido en el lugar. Es lo que tiene querer ser la más moderna de la fiesta.

Fotos: WWD