Hoy me siento (doble) Cavalli

Es lo que debió pensar Jennifer Lopez la noche en la que los World Music Awards le rendían tributo en Mónaco (menuda ocurrencia y menudos premios). El caso es que, no contenta con llegar al evento con el típico (y de dudoso buen gusto) vestido en estampado de leopardo de Roberto Cavalli, repitió alfombra con modelazo del diseñador, a juego con el premio que le dieron y para terminar de atemorizar al personal. ¿Cómo? Convertida en una supermujer mitad tigre de bengala, mitad ave del paraíso. Con este look superó lo imaginable y se confirma, por ahora, como la peor vestida sobre la alfombra roja del año, gracias a estos momentos taaaan Cavalli y a los Armani Privé que todavía nos producen pesadillas cuando los recordamos en NODIGAS. Jenny, ¿por qué no vuelves a confiar plenamente en los Dolce & Gabanna o en tu idolatrada (y algo abandonada) Donatella Versace? Aunque, en tu caso… quizás más vale malo conocido que bueno por conocer. En fin, a continuación, un buen ejemplo de animal print overdose.