Disco de la semana: RPA & THE UNITED NATIONS OF SOUND

Si eres de los que opina que The Verve estaban muy bien sobre todo en los singles, entonces estarás de acuerdo conmigo en que, muchas veces, eran un grupo demasiado plúmbeo. Una característica que también ha perseguido a Richard Ashcroft en sus trabajos en solitario. El primer disco de RPA & The United Nations Of Sound tiene todo lo que suele echarse de menos en un álbum de Verve o Ashcroft. Tiene ritmo. Tiene amplitud de miras estilísticas. Por tener tiene hasta un riff clavadito al de Sweet Jane. Y sobre todo, tiene soul. Las bases de hip hop están ahí, y el rock también, pero la idea de hacer un híbrido de música negra y blanca es la que manda en este disco, toda una sorpresa para los que esperábamos otro de Ashcroft, cuando en realidad ha estado escuchando con atención los discos de Gorillaz, tomando nueva nota. No es el Exile on Main Street del ex Verve, pero sobre todo, no es lo que suele ofrecernos, sino algo mucho más apetecible.

RPA & The United Nations Of Sound está editado por EMI