Disco de la semana: VILLAGERS

Villagers es, en realidad, el vehículo creativo del irlandés Conor O’Brien, uno de esos músicos que utiliza las herramientas que le ofrecen el folk y el rock para construir algo distinto a lo que cabría esperar. Más cercano a otro inclasificable como Cass McCombs que a alguien como David Gray, O’Brien hace canciones al estilo clásico poseídas por un espíritu oscuro. El título del disco, Convertirse en chacal refleja ese territorio de aguas pantanosas por el que se mueve. Sólo que, en lugar de hacer algo denso e impenetrable, lo que ofrece el primer álbum de Villagers es música muy parecida a la vida, en algunos momentos es sombría, en otros es conmovedora, a veces es ambas cosas a la vez. No es un disco de singles pero tiene canciones con melodías de las que atrapan. O’Brien no ha grabado un disco convencional, pero sí ha hecho un disco con una puerta de entrada bien señalizada. Una vez dentro, no apetece volver a salir. Cuesta alejarse de un estribillo que dice You’ll be my master / I’ll be your fever.

Becoming A Jackal está editado por Domino / Pias