¡Duelo de freaks!

Vayamos por partes. Se celebra el último desfile de Alta Costura de la firma Dior (www.dior.com) en París y como invitado… el interesante actor e insoportable cantante de la banda 30 Seconds to Mars, Jared Leto. ¿Qué pintaba Leto en ese lugar? Primera incógnita. El caso es que el chaval asiste y lo hace luciendo su septuagésimo nuevo corte de pelo. Al salir del hotel, ¿porque nadie le dijo que llevar un peinado cruce entre el Muñeco Diabólico y la cantante de Roxette no era buena idea? Segunda incógnita. Si además, al peinado-pesadilla le añadimos un look con trench, jeans y trainers, completamos el desastre. Sin embargo, Leto es Leto, un ¿joven? actor que cotiza al alza eternamente, pero no llega nunca a rematar con nota ninguna de sus interpretaciones (¿quizás se salve en Réquiem por un sueño?), y sólo por este motivo tiene todo el derecho a visitar el backstage para saludar al gran John Galliano. Tercera incógnita. ¿Qué le ha pasado a la cara de Galliano? O más en concreto, ¿por qué su cabeza es enorme respecto a su cuerpo? ¿Se prepara para danzar entre los Gigantes y Cabezudos de Zaragoza? ¿O la cirugía estética le ha producido un efecto contrario al que produce el hobby favorito de los indios jíbaros? OMG, un breve instante y… ¡duelo de freaks!

Foto: WWD