El Mundial de Paris Hilton

Veámos, la rica ex-heredera Paris Hilton decide visitar Sudáfrica con motivo del Mundial de Fútbol ciertamente convencida de que la selección estadounidense iba a llegar hasta la final (qué incrédula) y prepara su equipaje para el viaje. ¿Su equipaje? ¿Oel de toda su familia y el servicio? Es obvio que la Hilton no paga excesos por sus maletas de Vuitton, como el resto de los mortales… o quizás sí, pero le da igual porque ella va sobrada. ¿Lo mejor de toda esta ridícula historia? Que tuvo que volverse a toda prisa y de estrangis desde Sudáfrica tras haber sido detenida por, supuestamente, haberse fumado un porro con su amiga fotógrafa freelance Jennifer Rovero durante el partido entre Brasil y Holanda. Y la pobreeeeee, otra vez a organizar toooooodo este equipajeeeeee. Qué duro es ser una Hilton.