Disco de la semana: HURTS

Siempre que hablamos de guilty pleasures pensamos en la E.L.O., como si los artistas con estribillos comerciales que no queda bien que tus amigos vean en tu colección de discos terminara ahí. Y no. Los 80´s nos dejaron unas cuantas dosis de eso y ahora HURTS edita su primer álbum para recordárnoslas. La canción Vienna de Ultravox (que no el resto del álbum) y todo lo que hicieron después; Frankie Goes To Hollywood cuando se olvidaban de encender el Fairlight; Black y su Wonderful Life. Happiness es quizá el disco con más momentos apoteósicos por tema que se ha grabado en los últimos tiempos. Una obra en la que la palabra “minimalismo” está terminantemente prohibida. Un derroche de drama en el que las orquestaciones y los crescendos están perfectamente ensamblados con influencias cool como OMD y New Order. Wonderful Life y Better Than Love siguen siendo sus mejores bazas si eres de los que detestas que no te gusten. Y si, por el contrario, estás esperando este disco con los brazos abiertos sea como sea, no te decepcionarán en absoluto. Sus canciones están pensadas para sonar como si el mundo fuera a terminarse de un momento a otro.

Happiness está editado por Sony