El “regreso” de Tom Ford

Según algunos medios internacionales parece ser que hasta que Tom Ford se ha decidido a diseñar una colección para mujer, no había “regresado” al mundo de la moda. Parece ser que ni sus estupendas colecciones para hombre, sus irresistibles gafas de sol o sus perfumes topsellers no han sido motivos suficientes para considerarlo “de vuelta”. ¿Tampoco su alabado debut en el cine? En fin. Durante la actual Fashion Week neoyorquina, Ford ha desvelado sus primeros diseños para mujer desde que abandonara el Grupo Gucci y lo ha hecho a lo grande… pero en petit comité. Me explico. Petit comité porque lo hizo en su tienda de Madison Avenue invitando sólo a un selecto grupo de medios y no permitiendo el uso de cámaras. A lo grande porque organizó un desfile que sólo él puede organizar: Beyoncé, Julianne Moore, Emmanuelle Seigner, Daphne Guinness, Rinko Kikuchi, Lauren Hutton y algunas de sus modelos fetiche como Amber Valletta o Carolyn Murphy fueron las encargadas de mostrar una colección en la que los vestidos de cóctel son absolutos protagonistas, perfectos para acompañar la canción que cerró semejante poderío de star system: Slave To Love, de Bryan Ferry (la favorita de Ford forever and ever). Y como todavía no hay imágenes disponibles de la colección, mostramos las de su colección otoño-invierno eyewear con Freja Beha vestida ya con diseños del tejano más cool del planeta.