La cara hippy de Converse

Del 16 al 18 de junio de 1967 más de 200.000 personas asistieron a uno de los festivales claves para entender el movimiento hippy, el de Monterey. En él se produjeron momentazos como el de Jimi Hendrix prendiendo fuego a su guitarra eléctrica sumido en un trance lisérgico, el de The Who dejando atónito a un público estadounidense que los creía mucho más blandos o el de Janis Joplin realizando una más que provocativa y feminista versión del tema Ball and Chain. Pues bien, todo esto y mucho más aderezado con grandes cantidades de LSD fue la antesala del que sería mayor festival de la historia, el de Woodstock, y quedó grabado en un documental que no tiene desperdicio alguno. La firma Converse para este otoño rinde homenaje a los protagonistas de este festival pionero con una minicolección en la que su legendaria zapatilla Chuck Taylor All Star se impregna del espíritu de cada uno de estos artistas tan… ¿inmensos? Por supuesto.