Una pareja insuperable

Lugar: Dean Street Townhouse, Londres. Motivo del evento: presentación de Olympia, inminente nuevo álbum de Bryan Ferry. Momentazo: la aparición junto a Ferry de una radiante Kate Moss, portada del álbum en cuestión. Y no es porque sea una novedad que ambos posen juntos, ya que su amistad se remonta a los comienzos profesionales de la modelo y, por tanto, al ecuador de la extensa (4 décadas) carrera del que fuera (y vuelve a ser de vez en cuando) solista de Roxy Music. El caso es que la pareja en cuestión luce estupendamente en una fiesta que nos ha provocado la envidia más grande de la temporada. ¿Otros invitados? Pues de Daphne Guinness o Nick Rhodes a Manolo Blanhik pasando por las hermanas Delevigne o Jacquetta Wheeler… ¡o por el mismísimo Antony Price! Auténtica leyenda de la moda, responsable del look en los 80´s de Ferry o de grupos como Duran Duran. Pero, aparte de ver a Ferry y Moss tan encantados mutuamente, ¿qué fue lo mejor de la velada? Disfrutar sobre el escenario de Ferry acompañado por sus roxycompis Phil Manzanera y Brian Eno y de miembros de bandas como Scissor Sisters, Red Hot Chili Peppers o Groove Armada.