Feas pero con estilo

¿Quién dijo que para tener estilo propio hay que ser también guapa? A lo largo de las pasadas décadas, muchas actrices y cantantes han demostrado que para ser consideradas buenos ejemplos en lo que a estilo personal se refiere no hay que ser unas maravillas de la naturaleza. Estas mujeres rompieron con el típico cánon de belleza que nuestra sociedad occidental impone, y lo siguen haciendo gracias a una gran personalidad, bastante buen gusto y mucho, mucho talento. Barbra o Anjelica fueron las pioneras en los 60´s y 70´s, al igual que Yoko o Patti. Después llegarían en los 80´s Tracey Thorn (y su increíble voz en el dúo Everything But The Girl), Claudia Brücken (al frente del cuarteto Progaganda), Chrissie Hynde (con The Pretenders) o Laurie Anderson (sola ante el peligro). ¿Y más recientemente? Pues dos nombres que convierten en éxito todo lo que tocan, Sofia Coppola y Sara Jessica Parker, dos claros ejemplos de que a la irresistible fealdad se le puede sacar buen partido si se anda sobrada de, como comentábamos, personalidad, buen gusto y, ante todo, talento. Algo de lo que carecen totalmente muchas “superguapas”, por cierto.

Barbra Streisand

Anjelica Houston

Patti Smith

Yoko Ono

Tracey Thorn

Laurie Anderson

Claudia Brücken

Chrissie Hynde

Sofia Coppola

Sarah Jessica Parker