AMBIGUOS Y DIVINOS

En los últimos meses, dos casos en el mundo de la moda vuelven a poner muy de actualidad un tema por el que en NODIGASICONO tenemos debilidad: la ambigüedad sexual. La androginia en la moda poco tiene de novedoso, enrealidad es un clásico a la hora de transgredir la normativa social del blanco o negro, del masculino o femenino, del hombre o mujer. ¿Qué ocurre cuando la PERSONA se sitúa en terreno intermedio, en la zona de grises? Que resulta inquietante para la mayoría de los mortales… y fascinante para una minoría entre la que se ubica NODIGASICONO. Un modelo masculino y una musa de diseñador son los protagonistas del más reciente capítulo ambiguo de la moda. El primero se llama Andrej Pejic y es un joven modelo de 19 años de origen bosnio afincado en Australia con su familia tras huir del horror de la guerra en los años 90; el andrógino Pejic y su pelo rubio platino se comenzaron a hacer populares gracias a campañas para Raf Simons o Paul Smith, pero ha sido finalmente Gaultier quien potenció al máximo su ambigüedad convirtiéndole en la mismísima Betty Catroux (la amiguísima y musa de Saint Laurent) para uno de sus últimos desfiles. Gaultier parece haberse quedado bastante colgado de Andrej porque para su próxima campaña de primavera-verano lo ha emparejado con Karolina Kurkova… vestido de mujer, claro. El siguiente en contar con Andrej ha sido Marc Jacobs, que lo ha contratado como imagen de su próxima campaña de Marc by Marc Jacobs frente al objetivo de Juergen Teller en Marrakech. La segunda prota andrógina del momento es, sin duda, Lea T, la musa trans de origen brasileño del diseñador Riccardo Tisci que sale en la última campaña colectiva de Givenchy y también posa con la minicolección de Alta Costura de la firma. ¿Para cuándo una editorial de moda con ambos posando juntos? Esperemos que para pronto.