El lujo también se recicla

¿Cómo? A través de iniciativas como el proyecto Petit H de la firma Hermès. Pascale Mussard, sexta generación de la maison francesa, ha sido el responsable de juntar a jóvenes artistas con siete de sus artesanos con el objetivo de crear una colección de objetos (¡que incluye incluso bolsos Kelly customizados!) hechos a partir de piezas sobrantes y accesorios dañados. El resultado ya se ha puesto a la venta en la tienda Hermès de Saint-Honoré y ha sido todo un éxito; en mayo, llegará a Tokyo y en octubre de 2011 serán Nueva York y Beverly Hills los lugares donde Petit H aterrice para demostrar que el lujo y ecología no son términos opuestos.