La cara sueca de Converse

Retrocediendo en el tiempo. Antes del siglo XIX, en Suecia, se vivía una época en la que la pobreza había golpeado el país duramente, especialmente a un pequeño pueblo al norte: Lovikka. Para ayudar a su familia, el aldeano Erika AIttamaa, comenzó a tejer mitones artesanales, con hilo local, para poder soportar el frío extremo. Poco a poco, Erika enseñó su arte a los aldeanos de Lovikka y la demanda de los mitones empezó a crecer. Hoy, tras más de un siglo, el mitón Lovikka se ha convertido en un símbolo de la cultura sueca y en un verdadero reflejo de arte, cultura y comunidad del país. Por ello, Converse ha decidido crear un modelo en edición limitada que es un homenaje a toda esta historia; su zapatilla Chuck Taylor All Star muestra al mundo su cara más tradicionalmente sueca al convertirse en The Sneakersnstuff x Converse Lovikka All Star, un modelo que sólo se puede adquirir en seis ciudades y puntos de venta seleccionados de todo el mundo: Bodega en Boston, Undefeated en Los Angeles, Colette en París, Sneakersnstuff en Estocolmo y Hanon en Aberdeen.