Disco de la semana: DIAMOND RINGS

Parecía que su álbum se esperaba con ganas pero ya se sabe que el mundo del pop es muy caprichoso y en los últimos años, lo es mucho más. Los videos de John O. llamaban la atención por su aspecto pero tras la imagen había algo más que sin duda palpitaría en la canciones de su primer álbum. Ese disco llegó a finales de 2010, pero todos aquellos que celebraron a Diamond Rings cuando solo sacaba singles en vinilo estaban demasiado ocupados con otras cosas. Strange Affections no es el típico fiasco hecho por un artista novel al que se le han subido a la cabeza los elogios tempranos. Sus diez canciones son fieles a ese estilo hecho de guitarras indie y electrónica analógica, pop de garaje tal como lo pudieron concebir en sus albores Sebadoh y Human League. Pre-Owned Heart, Something Else o Wait & See reafirman su capacidad para los buenos singles, mientras que temas como It’s Not My Party o Play By Heart lo colocan cerca de la liga emocional en la que juegan Patrick Wolfe y Magnetic Fields. He aquí uno de los grandes debús perdidos de 2010.

Special Affections está editado por Secret City Records