LA ODISEA ESPACIAL DE GAGA

Un triángulo rosa (como símbolo de la feminidad) y unas palabras: “Éste es el manifesto de Mother Monster”. Como si de una odisea espacial freak se tratara, el nuevo clip de Lady Gaga, correspondiente a su single Born This Way, nos muestra la cara de una supuesta Gagamadre y de un supuesto parto cibernético ilustrado con sugerentes imágenes caleidoscópicas por el reputado director del video, el fotógrafo de moda Nick Knight. Y es que estamos más ante un high-fashion film que ante un clip convencional. Sin embargo, cuando comienza el tema y aparece Gaga (again) en ropa interior y (Oh my God) sin plataformas el asunto se desinfla. ¿Por qué? En primer lugar, porque lo suyo no es bailar y porque la escasez de ropa y de calzado no ayuda. Gaga parace empeñada en demostrarnos que sigue estando delgada (vale, ya nos hemos percatado) y se sumerge en una coreografía que, por su estilo y estilismo, nos ha recordado más al musical Hair que a otra cosa. Algo de neohippy espacial (y de lisérgico) tiene este clip que termina de rematar la jugada con unas escenas en las que Gaga se une al modelo Rick Genest (ya de la familia gracias al último desfile de la firma Thierry Mugler “estilizado por el gagaestilista” Nicola Formichetti); y lo hace caracterizada de manera calavérica como él… pero con una peluca rosa más digna de Mónica Naranjo que de ella. El flirteo de Gaga con el modelo es antisensual y nos deja con la sensación final de que, como no ha dejado de repetirse desde que presentó su clip Alejandro, la artista parece obsesionada con emular a Madonna hasta la saciedad y con resultado fallido, claro.

http://www.youtube.com/watch?v=wV1FrqwZyKw