Disco de la semana: DESTROYER

Algún día alguien esclarecerá los motivos por los cuales la música de los años 80, en su más diversas manifestaciones, tuvo tanto protagonismo a partir de los 00. Ahora esa fascinación contagia a los héroes del americana, los últimos en perderle el miedo a los teclados suntuosos, y si Bon Iver cerraba su último disco con un toque a lo Bruce Hornsby que tiraba de espaldas, el canadiense Dan Bejar (alias Destroyer) se descuelga con un disco que no pudieron imaginar los seguidores de sus anteriores ocho álbumes ni tampoco los que veneran a The New Pornographers, el supergrupo indie canadiense donde también colabora Bejar. Kaputt es un álbum de canciones tranquilas que deberían estar tocadas con guitarras acústicas y pianos o violines, pero que  en lugar de eso dejan escapar olas de sintetizadores, alguna guitarra gritona y algún que otro saxo de los que ni en la banda sonora de Nueve semanas y media. En Kaputt los guilty pleasures hacen las paces con el rock para entendidos. El resultado es un disco para adorar sin reservas a lo largo y ancho de este verano y de los veranos que aún quedan por llegar.

Kaputt está editado por Dead Oceans / Popstock