ÁLBUM DEL MES: BECK

Después seis años sin publicar un álbum a la manera clásica (la última colección de canciones que Beck editó fue en forma de partituras), llega Morning Phase, un disco que conecta con el tono reflexivo y tranquilo del aclamado Sea Change (2002). Grabado con los mismos músicos que éste, Morning Phase no solamente es un regreso a las baladas y los tiempos medios, también es un disco en el que Beck sigue ejerciendo la versatilidad creativa que desde el principio le hizo único. El folk y el country, que siempre han sido con el blues y el hip hop las patas de sus aventuras musicales, son los protagonistas en unas canciones que mezclan lo clásico y lo tradicional con lo moderno. En canciones como Heart Is A Drum o Blue Moon convierte las raíces en algo contemporáneo, acercándolas con suavidad a los planteamientos de Philip Glass. En Say Goodbye ejerce simplemente de trovador cósmico y mezcla lo norteamericano con lo británico, a Nick Drake y John Martyn con Gram Parsons. En definitiva, Morning Phase es uno de los grandes discos de la temporada, del año y de Beck.

Morning Phase está publicado por Capitol / Universal

morningphase