BRENDA CHÁVEZ, PERIODISTA DE MODA

El placer que me produce publicar, por fin, un post con una periodista de moda como protagonista es inmenso. Y más siendo Brenda Chávez la elegida. Las razones son tres. En primer lugar, su estupenda trayectoria profesional en publicaciones como El País, Neo2, ELLE, Vanidad, Vogue España, YoDona o Cosmopolitan. En segundo, la grata noticia de la reedición en versión actualizada de su topseller El Libro Rojo del Estilo (Ediciones Península), un compendio imprescindible de claves y consejos para entender y disfrutar de la moda actual a través de la opinión de profesionales de la moda de diferentes ámbitos (entre los que me incluyo). Y en tercer y último lugar, pero no por ello menos importante, su capacidad para seguir en la brecha periodística de la moda sin perder un ápice de su frescura. Por todo esto, Brenda se ha enfrentado a nuestro cuestionario y éste es el resultado.

¿En qué trabajas en estos momentos? Trabajo en un libro de consumo responsable que verá la luz en 2015 en la editora Península de Planeta con un concepto muy original e innovador y un claro objetivo de servicio público que acercará los productos eco, de comercio justo y responsables al lector.

¿Con qué prendas y accesorios vas vestida? Ahora mismo, como estoy en casa, llevo un albornoz de algodón orgánico con el que me siento en el cielo.

¿Cuál es tu canción del momento? Estoy enganchada a León Benavente y al nuevo disco de Nacho Vegas. Aunque he de decir que el Happy de Pharrell Williams me parece perfecto para el momento vital que estoy viviendo.

¿Y el libro que estás leyendo? Pues he terminado Limbo de Agustín Fernández Mallo y La Trabajadora de Elvira Navarro, los encuentro muy recomendables. Ahora estoy con el último de Vila-Matas… tengo absoluta debilidad por él.

¿Cuál es la última película que has visto en el cine? Her, de Spike Jonze. Me encantó.

¿Eres fan de alguna serie de televisión en la actualidad? Ahora mismo True Detective me tiene súper-adicta.

¿Qué te gustaría haber inventado? El concepto “cradel to cradel”, la vanguardia de la sostenibilidad, se me adelantaron William McDonough y Michael Braungart.

¿Qué es lo más raro que has visto últimamente? Aparte de las sucesivas medidas del gobierno, las tertulias deportivas… no estaba familiarizada con ellas y en varios zappings he constatado que son más hardcore que Sálvame. Preveo un infarto de miocardio, en breve, de algún periodista-forofo-deportivo en directo en alguna de ellas.

¿Algún tabú que detestes? Los de aquellos que quieren imponer sus creencias religiosas a los demás, ya sea en cuestiones de género, de igualdad, etc…

¿Te gustan los animales? ¿Cuáles? ¿Tienes alguna mascota? Me encantan todos. Tengo una gata, se llama Lily y es mi gurú espiritual. Yo de mayor quiero ser tan bon vivant como ella. Aunque “tener” no es el verbo adecuado, creo que más bien “vivo” con ella, en su territorio… o es ella la que me “tiene” a mi de mascota.

¿Qué hay debajo de tu cama? Unas baldosas hidráulicas preciosas y antiguas que conservamos cuando reformamos mi actual casa. Y, ocasionalmente, pelusas.

¿Cómo colaboras en defensa del medio ambiente? A diario en mi estilo de vida en los aspectos en los que voy siendo consciente, es un work in progress. Y ahora laboralmente, con el libro que estoy escribiendo de consumo responsable, algo que intento practicar siempre. Consumir poco y bien, decantarme en la medida de lo posible por opciones eco, justas y responsables, además de aplicarme las tres “R” de reusar, reutilizar y reciclar.

¿Qué opinas de los políticos? ¿Y de los bancos? Creo que los políticos necesitan un updating radical: más transparencia, más control, más honestidad, más ideas, más humildad, más empatía, más soluciones, más sentido de la calle, más escucha de sus ciudadanos, más austeridad, más servicio público, más decencia, más sentido de lo público, más cultura, más responsabilidad, más humanidad… la lista podía continuar forever. Y sobre los bancos, no opino nada bueno, es la usura legalizada, desde hace años soy cliente de Triodos Bank, una banca ética, la recomiendo fervientemente. En el libro que escribo hay un capítulo muy revelador dedicado a las finanzas éticas.

¿Cuál es tu momento del día más creativo? Todos y ninguno. Creo que la creatividad se desarrolla poniéndola en marcha a diario desde que te levantas hasta que te acuestas. Y luego, curiosamente, las “ideas felices”, esas que son un hallazgo o una epifanía, aparecen cuando estás haciendo una cosa diferente. El concepto de serendipia siempre me ha parecido fascinante.

¿Quién es tu celebrity preferida? ¿Y alguna a la que no aguantas? Cada vez soy menos mitómana, va por rachas. El culto a la fama y la celebridad llega a cotas preocupantes y se encumbran a personas que muchas veces dan miedín. Si tuviera que elegir a una celebrity entendida en el sentido popular de actriz/actor, cantante, etc… Charlotte Gainsbourg me parece interesante. En las antípodas estaría Kim Kardashian. Pero para mi es más celebrity Noam Chomsky que cualquiera de ellas, es la primera persona que seguí en Twitter.

¿Cuál es tu próximo reto profesional? Acabar el libro que me traigo entre manos y publicar otras cositas de ficción que andan en el horno también.

¿Algún sueño urgente por hacer realidad? Un mundo mejor, es urgente, sólo espero que no sea sólo un sueño.

¿Algo de lo que arrepentirse? Ahora no caigo… pero imagino que muchas cosas. Como decía Frank Sinatra en la canción My Way: “Regrets, I’ve had a few; but then again, too few to mention…”.

¿Qué o quién es un icono para ti? Hay muchos escritores, pensadores, activistas y artistas que podrían ser icónicos para mi, elegir uno sólo sería injusto. Además, va por épocas. Pero encuentro icónica a mucha gente anónima que por sus valores, valentía, creatividad o ejemplaridad demuestran diariamente, o han demostrado históricamente, que los verdaderos héroes (o símbolos de una época) no son gente famosa.

El libro rojo ok