SOY BLOGGER Y ME VISTO MAL NO, FATAL

Continuamos con nuestra serie de posts sobre celebrities que pone en entredicho algunos tópicos del ámbito de la moda. Si hace unos meses cuestionamos el buen gusto al vestir de algunas modelos que, se supone, están sobre el bien y sobre el mal, ahora le toca el turno a un buen número de bloggers. Recién aterrizad@s en el fashion system y luchando encarnizadamente por un hacerse hueco en él profesionalmente, sus posados en entornos urbanos para ilustrar posts más o menos acertados es una constante en el medio online actual. Sin embargo, las y los más populares y solicitadísim@s bloggers no son infalibles y cometen a menudo errores de estilismo que convierten sus looks en un auténtico cuadro. Algunos los verán como supermodernos, supercool y superguays, pero… seamos honestos, no molan. A continuación, algunos ejemplos de lo que un o una blogger es capaz de ponerse cuando se le va la pinza y no se ha mirado en el espejo antes de salir a la calle para no parar de posar orgullos@ de su estupendo criterio de moda.