UN VERANO LLENO DE CANGREJERAS

Quién nos lo iba a decir. Poco a poco un tipo de calzado legendario ha vuelto a colarse en los armarios más fashionistas del planeta. Sobre todo, de los que optan por disfrutar de las vacaciones por el Mediterráneo. Como ya ocurrió con las alpargatas hace unos años, las cangrejeras se han lavado la cara y se han puesto al día para conectar con las nuevas generaciones. Y si tenemos que elegir una firma que lo haya conseguido al cien por cien, esa es Waterwheel. La marca española de cangrejeras cool y eco-friendly no deja de triunfar dentro y fuera de nuestras fronteras y lo ha conseguido gracias a la puesta en marcha del siguiente manifesto:

1. Hacer las cosas con mimo: con todo el avance en la industria al textil, se ha perdido un poco el buen hacer de las cosas y por eso, en Waterwheel, se vuelve a los orígenes.

2. Apoyar a pequeños talleres y artesanos: esa magia que antes tenían las cosas y esos acabados tan maravillosos sólo se pueden conseguir en talleres que le ponen el mismo cariño y esfuerzo que le ponen a todas las cosas que salen desde Waterwheel.

3. Vivir en una época difícil pensando que las cosas pueden hacerse de otra manera… y hacerlas: recuperar la ilusión por crear, por lo naïf, lo hand-made y lo local.

No lo decimos nosotros, lo dicen ellos desde su estupenda página web. Pero nosotros lo reivindicamos también y celebramos el éxito de un proyecto que mira hacia el pasado con vistas al futuro.