HAY LENCERÍAS A LA VISTA QUE… ¡NO!

Está siendo una de las tendencias más insistentes desde hace varias (más bien bastantes, quizás demasiadas) temporadas. La lencería a la vista, bajo prendas de encaje, de tul o de gasa transparente, es una idea que proviene de finales de los años 60, cuando Yves Saint Laurent se atrevió a proponerla escribiendo una de las páginas más sensuales y provocadoras de la historia de la moda. Ahora, la pasarela ha retomado el momento exposed lingerie para proponer looks de noche que después, en la realidad y sobre ciertas celebrities, a veces no funcionan como debieran. El resultado es ordinario y está muy, muy alejado de lo que Saint Laurent propuso en su día. A continuación, varios ejemplos de lo sexy en su vertiente más vulgar.