Y DE REPENTE… AZEALIA BANKS

Cuando ya pensábamos que el hype de 2011 (sí ya han pasado casi cuatro años) había perdido el norte definitivamente, Azealia Banks nos ha sorprendido con la definitiva publicación de su álbum de debut. Titulado como estaba previsto, Broke With Expensive Taste, ha sido editado “por sorpresa” y, menos mal, resulta que lo que contiene musicalmente hablando no está nada mal. Lo primero que llama la atención de él es lo actual que suena para el tiempo que lleva dando tumbos, es obvio que este tipo de música en estos últimos años no ha evolucionado apenas y que Azealia sigue siendo un referente interesante e incendiario que, cuando apareció, se adelantó a todas esas pop stars 2.0 que han triunfado en los últimos tiempos. La cantante de Harlem muestra con este disco una cara más dark con singles como Heavy Metal and Reflective o Yung Rapunxel, pero sigue invitando a la fiesta loca con su ya mítico 212, con el rollo latino de Gimme a Chance o con Chasing Time, último single dance del que os mostramos abajo su vídeo ultrasexy y meganoventero. En definitiva, Azealia Banks, con solo 23 años, ha cumplido con lo prometido y ha debutado con un álbum que realmente trasciende géneros y deja a exitosos artistas como Pharrell o Disclosure a la altura del…

Azealia_Banks-Broke_With_Expensive_Taste-Frontal

 www.youtube.com/watch?v=jtTjzDTpx8o