LOS CELEBRITIES EN UN LIBRO… DE FIESTA MUY LOCA

Para el fotógrafo de fiestas Richard Young todo empezó en 1975 cuando se coló en la celebración del 50 cumpleaños de Richard Burton y consiguió captarle besando a Liz Taylor y confirmando que sí, habían vuelto. Tras esta exclusiva mundial su vida cambió para siempre y Young se convirtió en el paparazzi más respetado por las celebrities a lo largo de los años 80 y 90. Gracias a ello fue invitado a las fiestas más locas y se le fue permitido captar unas instantáneas que ahora se recogen en un libro llamado Nightclubbing (sí, como el famoso disco de Grace Jones, una de sus mejores amigas). Según Young, durante esta época en las fiestas «nadie sabía exactamente quién era ni a qué me dedicaba. No había zona VIP, no te separaban del resto de invitados. Si estabas dentro, tenías libertad para moverte. Ahora los eventos están controlados por una legión de mánagers y relaciones públicas». Famosas como Kate Moss o Madonna siempre han contado con él cuando han celebrado algo por todo lo alto y, por ello, el material que ahora ve la luz (el que no la puede ver está bien guardado en un cajón de su casa) es muy revelador y muestra lo realmente divertidas que eran las fiestas hace 20 o 30 años, no como ahora.