EL MOMA RINDE TRIBUTO A BJÖRK

Coincidiendo con la publicación de su nuevo y muy recomendable álbum titulado Vulnicura, la islandesa Björk va a protagonizar una gran exposición en el MOMA de Nueva York. Tras una dolorosa ruptura con el artista Matthew Barney, la cantante parece reaccionar siendo protagonista de una muestra del 8 de marzo al 7 de junio que repasa 25 años de trayectoria única e inimitable. Música, vídeo, cine, moda y arte. Cada propuesta suya ha sido una síntesis y su impronta ha influido de manera decisiva sobre la sensibilidad de una generación completa. Este es el punto de partida de una expo que presenta a Björk como autora de una obra total y que comenzará en el vestíbulo del propio museo, donde se exhibirán los instrumentos utilizados en la grabación de Biophilia. En el segundo piso, en el Marron Atrium, se dispondrán dos espacios: uno dedicado a Black Lake (nombre que proviene del título de una canción del nuevo álbum) con una instalación de sonido y vídeo; y otro con una sala de cine que proyectará una retrospectiva de sus mejores vídeos musicales. En el tercer piso, además de una instalación interactiva que recorrerá la discografía de Björk, se exhibirán objetos y trajes, incluyendo la robots diseñados por Chris Cunningham para el video de All Is Full Of Love, el vestido de cisne de Marjan Pejowski y el de Iris van Herpen que utilizó la cantante en su última gira de Biophilia. ¿Alguien duda de que ésta es la expo de la temporada? No debería.