LA MBFWM Y SU INVIERNO 2015-16

Una temporada más NODIGASICONO ha estado presente en la Mercedes Benz Fashion Week Madrid para descubrir las propuestas made in Spain para el próximo invierno 2015-16. De entre todos los desfiles celebrados destacaron los siguientes: el dúo Ailanto volvió a dar una lección de look retrobohemio inspirado por la fría Alemania y su escuela Bauhaus; los chicos de Alvarno, tras su debut en París al frente de Azzaro, regresaron a España para presentar una colección inspirada por los bosques futuristas de la fotógrafa Rinko Kawauchi y llena de prendas y accesorios con fuertes toques gypsy; Ana Locking presentó Doppelgänger, una colección llena de dualidades en la que, por primera vez, la peletería era gran protagonista; Davidelfin y su vuelta al total black con una propuesta muy siniestra e introspectiva titulada Inferno en la que la sastrería masculina desfiló al ritmo de la intensa pieza The Beginning del film Dracula; Duyos rindió tributo a la segunda mitad de los años 70 en España, con unos looks hedonistas, glitter y ultrafemeninos, perfectos para disfrutar de una buena fiesta al ritmo de Donna Summer; más comedido de lo habitual respecto al uso de la peletería contundente, Etxeberria mostró su cara más tailoring con estilo vanguardista y una calidad de tejidos maravillosa que aportaba una elegancia sobria y austera impecable; dejando aparte androginias y excesos cromáticos de la España cañí, Francis Montesinos demostró que cuando solo trabaja el color negro sus resultados son mucho más interesantes y que su sentido de la elegancia en este sentido continúa vivo; las vacaciones de la jet set en el pasado inspiran la colección Après Ski de Ion Fiz, con pocas prendas deportivas y muchos look ladylike bien resueltos con la ayuda de bonitos detalles peleteros; con su colección El Éxtasis de Aurora (qué título más total) Juan Vidal dio una lección de personal estilo grunge lleno de colores empolvados y estampados amables que proponía una silueta fluida, relajada que conectaba con el vestir de famosas bailarinas y que cuadró a la perfección con el tema final del desfile, el Running Up The Hill de Kate Bush; Juanjo Oliva se atrevió con su colección más extensa hasta la fecha y con ella hizo un homenaje al vestir setentas más sofisticado con musas como Bianca Jagger, Jerry Hall o Marisa Berenson acudiendo a Studio 54 en la cabeza; el debutante Leandro Cano realizó un correcto homenaje a la feminidad en conexión absoluta con la naturaleza a través de apetecibles prints; Moisés Nieto apostó por los binomios de modelos con looks retro que recordaban el estilo de esa España profunda llena de pueblos estupendos en los que se viste… de otra manera; la diseñadora Teresa Helbig presentó Sala 12, una colección inspirada por el Museo del Prado y sus obras atemporales con su habitual buen gusto; la firma The 2nd Skin Co. aterrizaron por primera vez en la MBFWM con Warming, una propuesta invernal con su clásico estilo de reminiscencias Park Avenue salteado con prendas más urbanas; y Ulises Mérida, en su constante búsqueda de la perfecta elegancia contemporánea, acertó con los looks más leather en tonos negros y azulados que favorecían muchísimo la silueta de las modelos.