OSCARS 2015: LAS DIEZ PEOR VESTIDAS

¡Arriba los volúmenes poco afortunados! Éste podría ser el lema para las peor vestidas de los Oscar 2015. Y me duele incluir en este apartado por este motivo a firmas tan legendarias como Alaïa o McQueen (vía Lady Gaga y Felicity Jones). Pero es que… no, así no. Mención aparta merece Keira Knightley, que ha coronado una terrible temporada premamá de entregas de premios con un look de Valentino que no podía ser menos aconsejable. Por lo demás, enhorabuena a Nicole Kidman por sus brillos ochenteros para los que ya no tiene edad, a JLo por disfrazarse de princesa buscona, a Octavia Spencer y Viola Davis por complicarse tanto la vida con tanta tela, a Chloé Grace Moretz por acortar su ya corta silueta al máximo, a Solange por pasarse de hermanísima moderna en rojo y a la ganadora Julianne Moore por pedirle a Karl Lagerfeld que le diseñara un vestido de Alta Costura a medida que lleva horas y horas de trabajo para acabar siendo… sencillamente feo.