NINA SIMONE, SU SINCERO DOCUMENTAL

¿La más temperamental de las cantantes de soul? Posiblemente. Hasta su fallecimiento en 2003, Nina Simone fue, sin duda, la artista que mejor espiritualizó una música que ya de por si era muy espiritual. Su voz de contralto, sus momentos breathless al cantar (sin aliento, jadeantes, sofocantes) y su característico trémolo consiguieron que sus interpretaciones de canciones propias o ajenas pasaran a la historia por ser realmente únicas. Fuera del escenario, su intensa lucha contra el racismo en la década de los años 60 le llevó a endurecer un carácter que ya era arrogante y altivo por propia naturaleza. Tras el asesinato de Martin Luther King, la sacerdotisa del soul abandonó Estados Unidos harta de tanta segregación racial. Se instaló en Francia y el ambiente europeo parece ser que le fue suavizando, llegando a aceptar peticiones cuando actuaba en conciertos mucho más cercanos. Pasión, susurros, gritos y lamentos, el documental What Happened, Miss Simone? que el canal Netflix ha producido transmite esto y mucho más a través de la propia protagonista y de aquellos que más cerca estuvieron de ella. Ahora que además está en marcha la producción de un biopic suyo para la gran pantalla protagonizado por Zoe Saldana, la figura de Nina Simone vuelve a ser reivindicada para que una nueva generación la descubra.