UP & DOWN DICIEMBRE 2015

UP!!!

Llegan las Navidades y, con ellas, la noche de Fin de Año, un momento en el que hay que meterle caña al look si se acude a un buen fiestón; para ello, nada mejor que hacerse con el colgante fálico que TOM FORD ha puesto a la venta con gran éxito, cómo no. ¡El gran experto en vender moda a través del sexo sigue en plena forma! Con las fiestas navideñas también se echa la vista atrás y, para repasar los hits de la moda de 2015, no hay que perderse el acertado gráfico que ha realizado la recomendable web LYST.COM. En el ámbito beauty, tengo que darle un UP a la recién divorciada GWEN STEFANI por su colaboración con la firma de cosmética Urban Decay, a través de un completo estuche de make up con un diseño ideal. Y en accesorios, declarar mi devoción por la primera colección de bolsos de la firma sueca ACNE STUDIOS. Por último y en plena fiebre del shopping STAR WARS, me quedo con la sudadera que Lupita Nyong´o mostró a través de su cuenta de Instagram coincidiendo con una visita a México D.F. Más total, imposible.

DOWN!!!

El primero que se merece uno bien grande, aunque me duela, es HARRY STYLES de One Direction, con sus nuevos looks retro 70´s by Gucci que le sientan fataaaaal. Harry, vuelve a Saint Laurent Paris. La siguiente en producirme bajón es la ubicua ADELE, porque su álbum 25 no es ni por asomo lo que debería haber sido después de tanta espera; como ya afirman muchos medios en UK es un disco para grannies (abuelas) porque tanta balada junta es zzzzzzz… En la moda, la firma STUART WEITZMAN se lleva premio al intento de provocación menos afortunado del mes con una campaña en la que salen solo con zapatos (bastante feos, además) las tops Joan, Gigi y Lily. A la revista neoyorquina Interview le doy el premio al mal gusto por colocar a la pesada de KYLIE JENNER (la pequeña pero precoz de las Kardashians) en su portada con una… silla de ruedas. Y por último, atención al careto de STELLA MCCARTNEY (captada por Suzy Menkes en Instagram) tras, obviamente, pasar por el quirófano para unos arreglos. My God. No way!