BOWIE Y SUS 10 VÍDEOS MÁS FASHION

Tan solo tres días antes de su inesperado fallecimiento (y coincidiendo con su 69 cumpleaños) se editó su póstumo álbum, Blackstar, y con él David Bowie ha vuelto a demostrar su eterna vigencia a través de canciones que bucean en referencias tan dispares como el Krautrock, los sonidos electrónicos, el jazz y el funk. Más corto de lo habitual, de planteamiento conceptual y no apto para todos los públicos, Blackstar le ha situado en primera línea creativa una vez más y él… debe de estar disfrutándolo mucho desde donde quiera que esté. Para presentar este trabajo y ya enfermo de su letal cáncer, Bowie rodó dos vídeos de estilo cinematográfico que están conectados entre si y que se han convertido en un éxito viral desde el primer momento en el que se presentaron. Este soporte audiovisual siempre fue uno de sus vehículos preferidos para expresarse como artista y, por eso, ahí va mi top ten de clips by Bowie en el que la moda es la gran protagonista, ayudándole a escribir algunas de las páginas más memorables de su historia.

10. FAME 90 (1990)

Atención a este vídeo dirigido por… ¡Gus Van Sant! En él, Bowie aparecía trajeado y un tanto atribulado por una bailarina de danza contemporánea llamada Louise Lecavalier. A su alrededor, aparecen multitud de pantallas donde se muestran sus looks a lo largo de dos décadas, invitándonos a pillarlos al vuelo para ubicarlos en su ya larga trayectoria.

9. LOVING THE ALIEN (1985)

Rodeado por una escenografía surrealista y a mitad de su exitosa etapa ochentera, Bowie se vistió con looks del estupendo diseñador Romeo Gigli para protagonizar una pesadilla arty bastante incomprensible. Americanas estampadas y pantalones con pinzas made in Italy para un vídeo que no deja indiferente y, en su época, causó sensación entre los fashion victims.

8. THE STARS (ARE OUT TONIGHT) (2013)

La excelente realizadora Floria Sigismondi se encargó de rodar este vídeo de su triunfal regreso durante esta década con el álbum The Next Day. Una actriz clave para la moda actual le acompañó: Tilda Swinton. Y tres modelos estupendas completaron el reparto: Saskia de Brauw, Iselin Steiro y Andeja Pejic (cuando todavía era Andrej). La androginia volvió a ser el principal tema de un clip en el que todas jugaron a ser Bowie… mientras él se relajaba.

7. BLUE JEAN (1984)

Caracterizado como un sensual sultán llamado Screaming Lord Byron, Bowie volvió a captar la atención mediática a través de un vídeo rodado en un club de Los Angeles y plagado de extras con maravillosos looks ochenteros. La protagonista femenina es la modelo Louise Scott y su elegante presencia es un aliciente más para disfrutar de la versión corta de este single.

6. HEROES (1977)

Un himno como éste no necesitó de un vídeo complicado para mostrar al Bowie de la etapa berlinesa. Lo del foco tras su figura creó escuela y, gracias a él, su delgada silueta vestida con un look muy moderno para una época en la que triunfaba lo disco pasó a la eternidad fashionista. Su corte de pelo también resultó ser muy estimulante para aquellos que abrazaron sin prejuicios a un nuevo Bowie de estilo mucho más minimalista y avant-garde.

5. MIRACLE GOODNIGHT (1993)

Por un lado, el Bowie más elegante vestido con impoluta camisa blanca, look deportivo en negro o traje de raya diplomática con sombrero borsalino. Por otro, el más teatral convertido, de nuevo, en pierrot. Con ambas opciones se desarrolla un vídeo en el que no aparece más guapo porque… no fue posible. ¿La canción? Poco importa cuando él despliega todo su carisma.

4. LIFE ON MARS? (1973)

Convertido en el alienígena Ziggy Stardust, Bowie deja anonadada a la opinión pública de principios de los 70s con un look en el que su pelo naranja y su make up glitter se convirtieron en icónicos al instante. En el vídeo, luce un elegante traje azul turquesa diseñado por Freddi Buretti que contrastaba con su andrógina belleza. Con todo esto, frente a la cámara, poco más le hizo falta para brillar como el artista glam más arrebatador (con permiso de Marc Bolan, claro).

3. JUMP THEY SAY (1993)

Tras la cámara, el gran Mark Romanek. Atrapado en una sociedad controlada por businessmen y grandes multinacionales un paranóico Bowie es investigado, perseguido, capturado y torturado hasta que se produce el dramático desenlace. Uf. Y todo ello rodeado por una ambientación hi-tech muy 90s que se inspiró en el film Alphaville de Godard (y por La Naranja Mecánica de Kubrick) y que luego fue imitada hasta la saciedad. ¿Su vestuario? Estricto traje con corbata.

2. CHINA GIRL (1983)

Ese pelo rubio oxigenado, ese traje entallado, ese abrigo extralargo… y ese affaire divino con una muchacha oriental de largas uñas que acaba en revolcón a orilla del mar en homenaje directo al film De Aquí a la Eternidad. El Bowie de Let´s Dance se mostró más sensual que nunca en un premiado vídeo que se rodó en el Chinatown de Sydney y que, dejando a un lado el impecable plano estético, es un alegato a favor de las relaciones multiraciales y en contra del racismo que las prohibe o discrimina.

1. ASHES TO ASHES (1980)

Bienvenidos a la master class sobre la estética de los Nuevos Románticos que realizó Bowie para dar la bienvenida a la década prodigiosa del vídeo clip, los 80s. Inspirado por el estilo de los asidu@s al club Blitz de Londres (que a su vez se inspiraba en él, dedicándole incluso una noche temática a la semana), el cantante se vistió de Pierrot y se colocó una excavadora detrás (aparte de tres Blitz Kids, entre los que estaba Steve Strange de Visage). Aparte, también aparece como astronauta en referencia al personaje Major Tom de su tema Space Oddity. El solarizado resultado resultó innovador hasta extremos increíbles para la época y, una vez más, confirmó que Bowie es el cantante más fashion de la historia… con diferencia.