TRIBUTO A DAVID BOWIE EN 50 LOOKS

Nos ha dejado mi artista favorito de todos los tiempos. Una de las principales razones por las que me dediqué a la moda. David Bowie llegó a mi vida a finales de los años 70, convertido en el Delgado Duque Blanco. Después y vestido de Pierrot, me atrapó para siempre cantando Ashes To Ashes y, a continuación, me hizo tocar el cielo con su álbum Let´s Dance y su gira Serious Moonlight. Tras ello, se convirtió en mi cantante de cabecera, en mi artista fetiche, en mi más admirado ídolo, porque él resumía todo lo que realmente me emociona de la moda y la música cuando éstas interaccionan. Su música nos acompañará para siempre y también su estilo único. Su androginia nos seguirá fascinando y su capacidad para hacer de la estética algo sublime perdurará para siempre. Siempre que me han preguntado si soy más de los Beatles o de los Stones yo siempre he respondido, respondo y responderé lo mismo: yo no soy ni de unos ni de los otros… yo pertenezco a Bowie. Ahora me seco las lágrimas (que como orgulloso mitómano solo he derramado en el pasado por Audrey Hepburn, Freddie Mercury e Yves Saint Laurent) y os invito a disfrutar de una galería con 50 looks icónicos. Descubrir su evolución como artista a través de ellos es un viaje solo reservado para aquellos que no temen al qué dirán y luchan contra los malditos prejuicios. Es justo lo que hizo Bowie durante toda su vida… y solo necesitó el arte como arma para vencer.