UP & DOWN FEBRERO 2016

UP!!!

Ha sido un intenso mes de desfiles y poco tiempo me ha quedado para decidir mis ups y mis downs. Sin embargo y aunque sea al límite del calendario, voy a cumplir con ello. Mi primer up es para una de las modelos del momento, BINX WALTON, y su colaboración con la firma Superga para la primavera-verano 2016, una de las más apetecibles que se van a poner a la venta. En segundo lugar, sigo con el mundo zapas y le doy la enhorabuena a VICTORIA BECKHAM por bajarse de los tacones y comprobar que unas sneakers blancas son de lo más cool (dicen que ahora no se las quiere quitar). En tercera posición, la actriz LENA DUNHAM convertida en una estrella del cabaret para la revista Paper, frente a la cámara de Ellen Von Unwerth. En cuarta, la camiseta que ha diseñado MARC JACOBS para apoyar la candidatura de Hillary Clinton a la presidencia de USA, un topseller instantáneo que incluso lució Anna Wintour en la front row de la Fashion Week neoyorquina. Por último, felicitar a la cantante neozelandesa LORDE por su tributo a Bowie en la entrega de los Brits 2016, todo un ejemplo de que menos es más cuando se trata de rendir homenaje al artista más carismático que el pop-rock nos regaló.

DOWN!!!

Mi primer bajonazo se lo lleva una BEYONCÉ que, según mi opinión, ha perdido el norte por dos razones: su inaguantable nuevo single, Formation, y su participación en el show de la Super Bowl, como nueva embajadora de un black power 2.0 que, la verdad, no conviene nada en los tensos momentos que se viven de nuevo en Estados Unidos por la discriminación racial. Segundo down para la revista Wonderland, vendida al clan Kardashian al darle una portada a la pequeña KYLIE JENNER. Qué perezaaaaa. En tercer lugar, sigo (y no me cansaré de hacerlo hasta que los medios entren en razón) con los Kardashian y os muestro las recomendaciones que el hilarante KANYE WEST entregó a sus modelos en el backstage de su último desfile para Adidas. En cuarta posición, down total para SAM SMITH y su extrema pérdida de peso, tan extrema que es muy posible que incluso le haya afectado al tono de su voz. Y por último, superbajón el que me produjo LADY GAGA con su batiburrillo de canciones y looks en su homenaje a Bowie de los Grammy 2016. Excesivo y forzado, son los adjetivos que el propio hijo de Bowie, Duncan Jones, utilizó a través de Twitter. Y yo creo que se quedó corto.