UP & DOWN ENERO 2015

UP!!!

Empezamos el año con el inicio de la temporada de premios cinematográficos y, por ello, mi adorada revista W ha lanzado su clásico movie issue con diferentes portadas; en ellas, los actores y actrices que aspiran a ser galardonados han posado con un rollo sixtie estupendo (atención, por ejemplo, a Julianne Moore). En el ámbito musical, me pongo guitarrero y destacó el estupendo y adictivo álbum de los norteamericanos The War On Drugs y los tres EPs que, por ahora, ha publicado el cantautor británico James Bay, uno de los nombres que más darán que hablar en 2015. En la gran pantalla, no puedo más que deshacerme en elogios hacia The Imitation Game, qué gusto da ver una película con una factura impecable, unos actores maravillosos y una historia fascinante. Y por último, atención a las nuevas campañas de moda que llegan ya a las revistas; entre ellas, imposible no celebrar el posado del actor Ethan Hawke para Prada ante la cámara de Craig McDean, en un momento profesional estupendo gracias al éxito del film indie Boyhood.

DOWN!!!

Este mes dos parejas musicales me han producido un sopor y una pereza destacable. Por una parte, la formada por Paul McCartney y Kanye West, en un tema que directamente ya forma parte del olvido. Por otra, la que los pop stars de fácil consumo Olly Murs y Demi Lovato han formado para, también, cantar una canción con aires folk que… zzzzzzzzz. Entre los estrenos cinematográficos, expresar mi decepción ante el film Big Eyes de Tim Burton, una obra que no está a la altura de lo que este director suele ofrecernos y en la que solo Amy Adams se merece todo mi apoyo por su gran esfuerzo interpretativo. Respecto a los inminentes números de primavera-verano de las revistas… horror absoluto al ver como la publicación LOVE claudica ante Kim Kardashian y encima… ¡vestida de Prada! Sacrilegio total. Por último, volver al tema de las nuevas campañas de moda para insistir en el bajón que me produce la cara de tonto que pone Justin Bieber posando para Calvin Klein Jeans, photoshopeado a más no poder e intentando emular a un Marky Mark noventero que era divinooooo.