ÁLBUM DEL MES: BRANDON FLOWERS

Tras poner a su banda The Killers en un hiatus que ya veremos cuánto dura, Brandon Flowers continúa con su carrera en solitario y lanza su segundo álbum tras el éxito que obtuvo con el primero hace cinco años, Crossfire. El cambio de actitud con The Desired Effect es ya muy patente al observar las tipografías y el estilo de la portada, en la que Flowers posa muy ochentero en plan… ¿Bryan Ferry? Pues bien, el pulcro sonido de todo este trabajo, perfecto para amenizar nuestras próximas vacaciones de verano, rinde tributo a esa década gracias al productor, Ariel Rechtshaid, responsable de cómo HAIM o Charli XCX han debutado con gran éxito musical en los últimos tiempos. De este modo se entiende mucho mejor cómo Flowers ha dejado de creerse el Springsteen de Las Vegas (¡menos mal!) y se ha lanzado a convertirse en un intérprete de pop sofisticado y pegadizo. Desde los impecables singles Can´t Deny My Love, Still Want You y Lonely Town (con vocoder incluido) al temazo I Can Change (con sampleo del clásico Smalltown Boy de Bronski Beat), todo suena fresco y apetecible, todo cuadra con un artista que se ha reinventado para escapar de la pereza creativa que le tenía atrapado. Well done!

The_Desired_Effect