EL FENÓMENO DUA LIPA SE MULTIPLICA POR…

Ya lo comentaba en 2016, cuando sus singles Be The One y Hotter Than Hell ya dejaron muy claro que su álbum de debut iba a ser una joya de pop contemporáneo. Luego llegó el temazo New Rules el pasado año y… por fin despegó su carrera. El merecido éxito de Dua Lipa es un buen ejemplo de constancia y empeño en un panorama donde la competencia es brutal. Cuando decidió abandonar Kosovo para regresar a su Londres natal con tan solo 15 años, dejando a su familia albanesa atrás, ya se veía venir que Dua iba a por todas. Primero, encontró trabajo de modelo y, mientras tanto, comenzó a subir versiones de P!nk y Nelly Furtado a YouTube. Fue entonces cuando un cazatalentos de Warner Music Group la descubrió y le contrató, confiando en su estilo dark pop y en su poderosa imagen. Desde que publicó su primer single, la influyente web británica PopJustice no dudó en apoyarla y, gracias a ello, yo la vi por primera vez, sintiendo ese flechazo musical que pocas veces me falla. Sus singles comenzaron a escalar posiciones en toda Europa y su álbum homónimo comenzó a hacerse de rogar, aumentando la expectación a su alrededor. En la encuesta BBC Sound of… de 2016 Dua quedó séptima pero, gracias a ello, pudo empezar a presentar su música en directo durante un laaaargo año que le sirvió para madurar sobre el escenario. Ya en 2017 se lanzó New Rules como ¡sexto! single del álbum y… se produjo el fenómeno que dura hasta el día de hoy y va en aumento. Este invierno, su hit feminista escala posiciones en el Billboard norteamericano, un hecho que le abre las puertas para llegar a otro nivel como artista global. Y no contenta con ello, presenta un séptimo single llamado IDGAF (iniciales de la expresión I Don´t Give A Fuck) que ya es top 5 en UK. Atención a su vídeo en el que Dua Lipa se duplica… por si no teníamos bastante con una sola.