UNA COWGIRL MUY, MUY GLITTER LLAMADA KYLIE

La princesa del pop (históricamente hablando y solo para el mercado europeo, claro) está de vuelta. Kylie Minogue regresa con un single llamado Dancing en el que, por fin, ha recuperado esas pegadizas melodías que siempre han formado parte de sus mejores hits. Con ritmo electro country, Kylie vuelve en plena forma para marcarse un line-dancing en un supuesto motel de Nashville que, finalmente, resulta ser bastante dark porque… aparece la mismísima muerte como compañera de baile. Ante ella, Kylie (inspirada por la gran Dolly Parton) echa mano de muchos cristales de Swarovski en sus impecables looks para plantarle cara y lanzar un mensaje de positividad ante la adversidad. La directora Sophie Muller ha sido la encargada de crear esta alegoría glitter con aires country que nos devuelve a una artista renovada y feliz con el que será su nuevo álbum en primavera, titulado Golden.