Y POR FIN… ¡A LA PLAYA CON CHANEL Y SU COLECCIÓN COCO BEACH!

La idea surgió cuando el diseñador KARL LAGERFELD se encontraba de vacaciones en Saint-Tropez y visitó la tienda CHANEL en el municipio francés. Entonces fue cuando se dio cuenta de que hacía falta una propuesta de playa para las clientas que viajaban a la costa. No sería la primera vez que Lagerfeld diseñara swimwear para la maison francesa; en desfiles crucero muy recientes ya se pudieron ver bañadores y bikinis y, si nos remontamos hasta 1995, hay una campaña en la que Claudia Schiffer y Helena Christensen aparecían con ropa de baño. Sin embargo, sí es la primera vez que la firma crea una línea específica de este estilo y se llama COCO BEACH.

En ella, podéis encontrar bañadores, bikinis, mallas, shorts, bandanas, bolsos y alpargatas. ¡Todo lo necesario para ir a la playa con mucho glamour! Y emular así a la gran Gabrielle Chanel, pionera en broncearse en una época en la que estaba realmente mal visto a nivel social. Ella, insumisa y liberada de toda convención, decidió hacerlo disfrutando de la libertad, el ocio y… la vida. Enamorada siempre de la costa, recordemos que abrió boutiques en Deauville, Biarritz y Cannes donde comenzó a vender sus prendas de punto fluido y, en 1928, construyó en Roquebrune-Cap-Martin su icónica villa La Pausa, con sus vistas sobre el Mediterráneo y su amplio jardín provenzal, un lugar al que volver siempre e invitar a su familia y a sus amigos artistas.

Lagerfeld recupera este lifestyle al aire libre que tanto le gustaba a Coco para crear una colección que este verano 2018 se pone a la venta en boutiques Chanel ubicadas junto al mar: Saint-Tropez, Mónaco, Cannes y Niza en Francia; Barcelona y Capri en el resto de Europa; Palm Beach, Santa Fe, Honolulu, Dubai y otros lugares en Australia, Brasil, Japón, China, Singapur, Corea y Turquía son otros países que también recibirán una propuesta que promete convertirse en un auténtico (y lujoso) topseller.