LAS PULSERAS SOLIDARIAS DEL VERANO 2018 SON DE…

Es la tercera ocasión que la firma LOUIS VUITTON y la organización UNICEF para recaudar fondos con los que salvar de la miseria a los niños. Si en los años anteriores fueron un colgante y una pulsera con cadena de plata, para esta nueva edición, la maison parisina ha preferido apostar por un diseño más veraniego y casual a través de una colección de pulseras con cordones de seda de colores fluorescentes.

Este tipo de accesorio solidario tiene un precio de 250 euros y, desde su creación en 2016, ha recaudado más de cuatro millones de euros que han servido para proporcionar agua potable, alimentos, atención médica y ropa a los niños de Siria. Más en concreto, según ha calculado Unicef, esta colaboración facilitó la provisión de agua suficiente para salvar las vidas de un millón y medio de niños en 2017.

Este verano 2018 y, de nuevo, bajo el lema #MakeAPromise, Louis Vuitton renueva un compromiso que, desde el principio, ha representado con ese pequeño colgante plateado inspirado en la cerradura de cubo inventada por George Vuitton en 1890 como símbolo de protección. “La idea de esta campaña viene de los niños que, cuando hacen una promesa, la sellan con el meñique y la cumplen”, ha comentado Michael Burke, presidente y CEO de la firma. Un guiño hacia la infancia que resulta conmovedor y cuyo objetivo principal es hacer reflexionar sobre el dinero que gastamos en cosas que, probablemente, podríamos usarlo apoyando esta iniciativa benéfica.