LOS 90S VUELVEN (OTRA VEZ) CON PRADA Y SU RENOVADA LINEA ROSSA

Una vez más, los años 90s regresan a nuestras vidas a través de la moda. En esa década tan presente en la actualidad el sportswear experimentó una auténtica revolución y se posicionó por primera vez como una de las tendencias más importantes. Algo muy parecido ha ocurrido a lo largo de esta década, teniendo en cuenta el poder que tienen las firmas deportivas y de streetwear y cómo el ámbito del lujo no ha dudado en sumergirse en propuestas que directamente compiten (o colaboran) con ellas… a precios de infarto, lógicamente.

En este sentido, una de las firmas pioneras en hacer de lo deportivo algo lujoso fue y es PRADA. En los 90s lanzó con gran éxito su Linea Rossa, inspirada por el barco Luna Rossa que Patricio Bertelli (esposo de Miuccia) construyó para competir en la America´s Cup. El logo de Prada sobre una fina línea roja se convirtió en ubicuo y las prendas y accesorios creadas con materiales high-tech se comercializaron a través de una amplia red de tiendas multimarca que, obviamente, no podían aspirar a vender el vanguardista prêt-à-porter que la propia Miuccia diseñaba (ni tampoco los provocadores diseños de su precoz hermana pequeña Miu Miu).

El regreso de la Linea Rossa esta temporada incide, de nuevo, en el estilo minimalista e interacciona con la ciencia, aplicando la nanotecnología a los tejidos, usando rellenos aislantes con grafito, nylon con 3 capas y Gore-Tex Pro. El diseño de las prendas outerwear recupera las cremalleras y los velcros para todo y utiliza costuras termosoldadas que protegen al cien por cien de las inclemencias climatológicas (convirtiendo la colección en waterproof y windproof, pero… sin renunciar a ser totalmente transpirable). Resumiendo, una de las propuestas que mejor define el ADN de Prada está de vuelta en un momento idóneo para conectar con sus antiguos fans y… conseguir añadir nuevos que le devuelvan su antigua popularidad.