¿UN SISTEMA DE HIDRATACIÓN PARA LA PIEL A MEDIDA? YA ES POSIBLE CON CLINIQUE ID

Muy de vez en cuando, en el panorama beauty surgen novedades que realmente resultan importantes. Este invierno la firma CLINIQUE lanza una que está destinada a revolucionar la rutina de hidratación del rostro y cuello tanto para hombres como para mujeres.

El nombre de este nuevo sistema de hidratación personalizado es Clinique ID y ofrece 15 combinaciones distintas según el tipo de piel y textura deseada, y la necesidad de la misma: 3 texturas (loción, gel, y gel acuoso) y 5 necesidades (arrugas y líneas de expresión, textura irregular y poros, sensibilidad e irritación, luminosidad y manchas, y signos de fatiga).

Eligiendo adecuadamente y combinando el pack formado por la base y un principio activo se consigue un tratamiento para la piel a medida que proporciona resultados óptimos, porque combina la cantidad exacta de activos con la base hidratante.

El sistema es realmente cómodo e innovador, perfecto para quienes ya están hartos de las clásicas cremas demasiado grasas o de los refrescantes geles cuyo efecto dura un suspiro. Clinique ID está creado para hidratar las 24 horas con solo usarlo dos veces al día y con su diseño de packaging impide que se malgaste producto.

El proceso para adquirirlo es el siguiente:

1. Seleccionas la base de hidratación Dramatically Different dependiendo del tipo de piel y las preferencias de textura entre 3 opciones: 

Hydrating Jelly: hidratante agua-gel ligera; hidrata, repara y protege de la contaminación. 

Moisturizing Lotion+: loción ligera que se absorbe fácilmente, repone la hidratación perdida y fortalece la piel 

Oil-Free Gel: gel ligero sin aceites que repone la pérdida de hidratación y fortalece la piel grasa y muy grasa. 

2. Elegir el concentrado activo en función de tu principal preocupación de la piel. Cada concentrado contiene altos niveles de ingredientes activos y puros para cada preocupación específica y existen 5 opciones: 

Irritación: calma y relaja. 

Poros y textura desigual: retexturiza e ilumina. 

Tono de piel desigual : iguala el tono e ilumina. 

Fatiga: energiza y reaviva la luminosidad. 

Líneas y arrugas: suaviza y rellena las líneas. 

3. Por último, insertar el concentrado activo en la base de hidratación que haya se haya elegido para crear tu propio sistema de hidratación personalizado. 

Así de sencillo es hidratar la piel de rostro y cuello a través de una nueva experiencia de belleza que, sin duda, va a ser todo un éxito.