LOS RECORTES DEL GRAN CECIL BEATON… EN UN LIBRO ÚNICO Y FABULOSO

Como uno de los fotógrafos más importantes del siglo XX, CECIL BEATON ayudó a inventar el culto a la imagen de las celebridades mientras empujaba los límites de su forma de arte con técnicas innovadoras y puesta en escena.

A lo largo de sus décadas de carrera como fotógrafo para VOGUE y Vanity Fair, así como corresponsal de guerra británico, Beaton documentó vidas famosas y cotidianas, incluida la suya, en docenas de álbumes de recortes que ahora posee la empresa de subastas Sotheby´s en Londres.

En estas páginas, reproducidas por primera vez en el libro titulado Cecil Beaton: The Art Of Scrapbook y publicado por ASSOULINE, la visión interior del hombre detrás de la cámara ocupa un lugar central. Compuesto por sus propias impresiones y recortes de revistas, periódicos y playbills, sus páginas son un registro instructivo de su laborioso proceso creativo. Su famoso ojo se fijó en figuras de la sociedad, miembros de la realeza, bailarines, actores, estadistas y nativos con vestimenta ceremonial, seleccionando rimas visuales y yuxtaposiciones ingeniosas.

Pasar las páginas de esta obra magna es entrar en una fiesta fabulosa y surrealista donde Tallulah Bankhead se codea con un busto de Voltaire y un retrato de Stravinsky; donde el primer viaje de Beaton en el Queen Mary coincide con la coronación de la reina Isabel II. Este libro de recuerdos de Beaton, precursor del «tablero de humor», le permitió al artista jugar con las fotografías que había tomado (y quizás con las que deseaba tener) en un espacio de ensueño artificioso que, en realidad, siempre fue su escenario favorito.