EL REGRESO A 1990 CON LA FIRMA NOAH Y SU TRIBUTO AL VIOLATOR DE DEPECHE MODE

A lo largo de la década 2010-19 hemos asistido a la transformación del popular merchandising relacionado con la música en colecciones cápsula conectadas con las tendencias de streetwear con más tirón. De este modo, artistas como Beyoncé, Kanye West o Justin Bieber han creado sus propias propuestas de moda relacionadas con sus álbums o tours de un modo conceptual y no de cualquier manera como se hacía en el pasado.

Pues bien, al finalizar la década se le ha dado una vuelta de tuerca a este fenómeno a través de firmas de culto dedicadas al casualwear que no dudan en rendir tributo a bandas con las que su ADN conecta. Si este pasado otoño Supreme se atrevía (y lograba los permisos) para poner a la venta una cápsula dedicada a The Velvet Underground y Pleasures hacía lo mismo con Joy Division, ahora es la firma NOAH la que ha elegido DEPECHE MODE y su mítico álbum de 1990 Violator para presentar una colección de prendas casual inspiradas por su art concept.

Tras él, se escondía la mágica mente creativa de ANTON CORBIJN, gran fotógrafo que en aquellos tiempos (concretamente desde el álbum en directo 101 de los Depeche) fue el responsable de su imagen tanto a nivel gráfico como fotográfico. Para Violator, Corbijn partió de la estética en blanco y negro (ligeramente asepiada) del vídeo de Personal Jesus para, después de usar Enjoy The Silence como transición, acabar usando imágenes muy saturadas de color en los siguientes dos singles, World In My Eyes y Policy Of Truth

Todos ellos, y la icónica rosa de la portada del álbum, son el leitmotiv de un homenaje que esta firma neoyorquina realiza a un momento musical glorioso en el que dijimos definitivamente adiós a los 80s para abrazar los 90s de un modo dark y sofisticado. Exactamente como es esta irresistible cápsula.